POLITICA MINERA

INDICADORES ECONOMICOS:
  • DOLAR: $990
  • EURO: $1020
  • COBRE: $350
  • UF: $56713
  • UTM: $23002
  • IPC: $4200
"Necesitamos señales de estabilidad para la industria minera": Dominique Viera

26 July 2022

El precio del precio del cobre y la incertidumbre de los inversionistas ha presupuestado un enfoque total en los proyectos a largo plazo.

Dominique Viera Peñailillo quien es Vicepresidente de operaciones de Metaproject, Directora Tesorera de APRIMIN, Vicepresidenta de la Cámara Minera de Chile, Socia de MAD (Mujeres en alta Dirección), Directora de AIC (Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería de Chile) y es ingeniera comercial, con magister en finanzas (Universidad Adolfo Ibáñez), con estudios en ingeniería metalúrgica en la Universidad de Santiago de Chile, nos permitió a través de una entrevista conocer la perspectiva de lo que actualmente pasa en el rubro minero y de la relevancia del plebiscito del 4 de septiembre del presente año.

Según cuenta Dominique la importancia que tiene el plebiscito que será votado en septiembre podrá cambiar todo, ya que “hoy en días estamos super preocupados y no solo en la minería, sino que en todas la industrias, puesto que también los inversionistas se preguntan donde pueden invertir sus fondos para que este les sea rentable en un periodo definido y que dado el proceso de que nuestro país esta envía de cambiar su constitución y que con ello también cambia su tributación, no sé si da la señal de estabilidad que uno quisiera con inversionista y que en ello se busque una permanencia de reglas claras”.

La recaudación que hoy en día tienen los inversionistas no es en un periodo de corto plazo y que ello además está sujeta a los mercados extranjeros, donde no depende de la gestión de un inversionista o de una minera, sino que depende de la bolsa de mercados de Londres y que recalca la vicepresidenta de Metaproject que “uno no puedo controlar el precio, pero si la operación como tal que involucra actores como la cantidad de producción de la faena”.

Por otro lado, Viera resuelve que “el estado tiene que fomentar que tanto privados como el mismo gobierno puedan realizar buenos negocios, así como este cambio de artículos de la nueva constitución, manifiesta que la propiedad no va estar y nunca lo ha estado en persona privadas o empresas privadas, y que la diferencia hoy en día ya no es un tribunal y tampoco son heredables gran partes de los permisos para exploración y explotación, donde muchas veces en la pequeña minería constituye el patrimonio familiar y que genere cierta inestabilidad en los sectores de pequeña y media minería de nuestro país”.

La propia inversión que se manifiesta constantemente en algunos sectores es la repercusión de proyectos de largo plazo que se resuelven de años atrás y que además de ello se le suma una “época de inflación que vivimos todos los chilenos y que la única industria en Chile que construye hospitales, caminos y que tiene una importancia relevancia en el PIB es el sector minero, por lo que si el precio del cobre es estable y ello genere el aumento de dólares, resolverá una mayor cantidad de la divisa en nuestro país que el propio peso, desencadenara que nuestra moneda se va a evaluar, generando que adquiera un mayor valor en la economía y que resolverá una baja en el precio de los combustibles y transportes que repercutirá favorablemente en la canasta familiar de todos los chilenos”.

En cuanto a la carga tributaria que lleva la minería en Chile, es muy bien sabido que produce el efecto adverso al fin propuesto que se le asigna en un principio, como lo es la recaudación propia de fondos y ello provoca que se ralentice o frenen las inversiones, por lo que incluso “empresas como BHP Billiton dejen de hacer proyectos que podrían aumentar las exportaciones de Cobre y que se repercuta en la entrada de dólares, que se refleja en nuestro país como la segunda carga tributaria más alta del mundo en cuanto a minería y que existe en conjunto impuestos adicionales como el IVA, el impuesto a las Ventas y ganancia que la minera debe pagar, el cual equivale a cerca del 54% de impuestos en minería privada. Esto deja en claro que, si se aumentan el impuesto a las empresas, ellos dejaran de realizar proyectos y en vez de generar mayor recaudación al estado de Chile, las propias mineras bajaran la tasa de producción y probablemente deberán de pensar en emigrar hacia países vecinos que tienen menor legislación para la recaudación”.

Una gran parte de la comunidad chilena que opinan sobre la minería solo se enfocan en las empresas grandes del sector y dejan de lado a la pequeña y mediana minería que según Dominique son “los más afectados, ya que no cuentan con los fondos y el financiamiento para acceder a mayor seguridad o a tecnología libre de contaminación”, por lo que la creación de fondos y ayudas en las circunstancias nacionales que estamos viviendo, son realmente necesarias para capacitarlos e inclusive que puedan optar a un crédito blando para que logren adquirir nuevas tecnologías y reducir con ello la contaminación en nuestro país.