POLITICA MINERA

INDICADORES ECONOMICOS:
  • DOLAR: $990
  • EURO: $1020
  • COBRE: $350
  • UF: $56713
  • UTM: $23002
  • IPC: $4200
Patricio Cartagena Diaz : “Esta Ley no tiene historia”

09 November 2022

El secretario general de la CÁMARA MINERA DE CHILE y Consejero Asesor de CAMMIN se refirió a los alcances de la Ley 21.420.

El orden público minero en términos del conjunto de normas que regulan la

actividad minera en nuestro país es virtuoso y lo ha sido porque tiene una larga tradición histórica que viene de las ordenanzas de nueva España y esa tradición normativa, en Chile fue incorporada, mejorada y profundizada, la que ha sido plasmada en variados códigos como el de 1874, 1888, 1932 y 1983, hasta lo que tenemos hoy día como normativa.


“En chile tenemos este concepto de la concesión que es el instrumento que

permite acceder a los recursos minerales y que ha sido en la historia normativa la que establece esta modalidad a través de un sistema objetivo, que es el de cumplir ciertos requisitos, plantearlos ante una autoridad (Tribunales de Justicia) y cumplidos dichos requisitos, sin presencia de elementos subjetivos sino que objetivos se logra otorgar la concesión como tal, por lo que esto es una virtud”, según lo expresado por Patricio Cartagena quien agregó que a raíz de ello Chile ha tenido un crecimiento minero fundamental en los últimos 40 años, donde se consiguió mantener la minería estatal, lo que se ve reflejado por medio de Codelco y de la nacionalización de sus faenas.


La historia destaca por pilares esenciales como la minería nacional, privada, pequeña y mediana minería, apoyada con capacidad productiva que se entrega por medio de la Empresa Nacional de Minería (Enami), lo que permite que los pequeños mineros en el territorio nacional sean los precursores de los grandes proyectos, dado que son los que han generado los hallazgos (distritos mineros), que da una base estable para proyectos de gran escala. Pero en los últimos 10 años se resuelve un cuarto pilar fundamental en la minería y que se acentúa con la gran industria de proveedores que existe actualmente.


Ley 21.420

La ley miscelánea que contempla un cuerpo normativo en el que se incorporan diferentes temáticas, está referida a exenciones y derogaciones de ciertos incentivos tributarios para facilitar una mayor recaudación en la Pensión Garantizada Universal (PGU), exhibe un numeral diez en el que se generaron modificaciones al Código de Minería, por lo que dice Cartagena: “uno se pregunta que vínculo tiene modificar aspectos sustantivos del Código de Minería en una normativa que tiene un objetivo totalmente distinto a lo que regula el propio Código. Eso es lo que no comprendemos”.


“Este fue un proyecto que se tramitó en Chile, fue sometido a una discusión inmediata, es decir, a una tramitación de un mes y medio. Considero que debió al menos, haber considerado un tiempo de conversación entre gremios y especialistas, lo que para efectos de esta reforma al Código de Minería no se realizó, no hubo tiempo”, indicó.


Agregó que cuando se genera una norma o Ley, se establece un expediente, que en términos jurídicos es la historia fidedigna de ley, que son los antecedentes que se han tenido en cuenta para elaborar una norma y la importancia de ello es interpretar las normas que serán aplicadas. “Pero esta Ley no tiene historia, no tiene el conjunto de informes, referencias, presentaciones, evaluaciones económicas, entre otras. Por lo que no cumple con lo que exige una normativa moderna y que se caracteriza por la deficiencia que esta representa”, precisó Cartagena.


El secretario general de la Cámara Minera de Chile y Consejero Asesor en el

Centro de Arbitraje y Mediación Minero (CAMIN), enfatizó que esta es una ley que por lo menos debiera modificarse o sencillamente establecer derogaciones para corregir todo lo necesario. Una de las modificaciones importantes es la introducción del Datum Sirgas, que es una manera de realizar una ligazón e identificación en el terreno de los puntos de interés o punto medio de una concesión, que es un aspecto técnico, pero muy importante para la ubicación de una concesión.


Por último, Cartagena reiteró que existe un tema muy importante y que se tiene muy poco conocimiento técnico. “Pasa de un sistema de patentes mineras (Amparo minero) a través de un sistema progresivo y si bien es cierto, considero que es un buen sistema, porque aquellos que realicen actividad minera, mantengan su patente y paguen de acuerdo a su propio desarrollo, y aquellos que no efectúan actividad tengan un desincentivo para liberar terrenos, lo que como concepto e institución existe en otros países. Esto me parece correcto, pero la pregunta es por qué se hizo hoy en este proyecto, de esta manera, y además con una progresión que no sabemos si hubo informes técnicos y financieros para saber cómo afectará al sector el pago de las propias patentes”.